La 5ª prueba del Concurso Local de palomos deportivos 2020-2021 se celebró el martes 25 de mayo en el pueblo de Llocnou d’en Fenollet.

Cielo prácticamente todo nublado, 23ºC, un aire de levante que al estar el cielo “encapotado”, la sensación térmica era de 18ºC.

Paloma seleccionada toscada, de nuestro amigo Javier (el forner) de Fortaleny. ¡Vamos a por la 5ª prueba del Concurso local!

Todo listo, empezando la tarde una hora antes de soltar, con la buena noticia y alegría de que uno de los palomos que desapareció la prueba pasada (pensándonos que alguna rapaz se habría hecho con él en el pino de noche) como se describió la crónica pasada, aparece un poco herido pero vivo y a salvo llega hasta el palomar donde voló de pichón….A la seguida alegría de su dueño y amigo Norberto Sarrió y seguidamente la alegría de todos los colombaires. El palomo se recuperará y al año que viene a continuar pintando el bonito cielo de Llocnou.

Preocupación, ansiedad, nervios, intranquilidad,…llegamos a la 5ª y penúltima prueba, tras las últimas sueltas no muy afortunadas y nada divertidas, llega la hora de volver a soltar y esperar que todo salgo según lo previsto.

19:30H paloma al aire, recoge a todos los palomos participantes, realiza un vuelo de unos cinco minutos decantándose por la zona de la “caseta de Ferri”.

19:36H primera parada en la tan conocida higuera de Llocnou. Allí la paloma rueda la misma higuera y produce varios rebotes.

19:40H al aire y para al minuto justo al lado de la higuera en unos caquiers. 19:41 se produce un rebote de unos cuantos palomos.

19:43 al aire la suelta, delante de ellos, mandando, avisando que no se lo iba a poner fácil ni a los palomos ni al equipo arbitral.

19:46H para a unos 400 metros de la última salida, ahora en unos naranjos bastante tupidos, allí realiza un par de cambios de rama, dejándose varios palomos engañados.

19:54H paloma al aire, vuela unos tres minutos y algún palomo engañado sale y “recoge” paloma, ésta a las 19:57H para en otro caquier, a los dos minutos al aire, a las 20:00H para en un ciruelo, llegando a paloma ésta se encuentra en un ciruelo con 8 palomos, el resto están a la otra punta del huerto a unos 50 metros. Los palomos desconectados a los dos minutos rectifican y vuelven al ciruelo donde estaba la paloma.

Al aire, allí deja palomos engañados, y a las 20:10H para en otro naranjo a unos 150 metros del ciruelo. Allí conecta algún palomo que estaba de paradas anteriores “cortado”.

20:15H al aire la suelta, 2018H marca la paloma una higuera y se descuelga a la misma. 20:22H al aire de nuevo.

20:26H para en otro campo de naranjos a unos 300 metros de la última parada. En aquellos naranjos hace algún cambio y deja algún palomo nuevamente engañado. Sale al aire a los dos minutos aproximadamente.

20:31H se descuelga en otro naranjo al lado donde había algún palomo de antes engañado. La paloma insiste, 20:38H al aire, se dirige a la zona de la depuradora y allí en unos chopos enormes para a las 20:42H,  baja rápida como una ardilla y se mete en una zarza con unos veinte palomos.

Sobre las 20:55H se produce un rebote de los chopos, la paloma corre por dentro de la zarza llegándose a quedar con unos siete palomos. Algún palomo vuelve a los chopos y se deja caer a paloma, aunque ella estaba muy metida y difícil de encontrar. A los diez minutos aproximadamente ella vuelve a moverse hacia atrás y vuelven a conectar los que se quedaron engañados en la zarza.

Al finalizar la tarde recogimos con paloma unos 17 palomos.

Bajo mi punto de vista una gran paloma, hizo un sueltón en la primera hora, dejándose numerosos palomos desconectados, moviéndose por la rama pequeña con mucha fuerza y veteranía, a las 20:42H ya pone la guinda y hace la bajada rápida casi sin dar opción a que los palomos la fijaran. Así y todo una vez en la zarza con esos pocos también despista a la mitad.

Tocaba ya a los machos trabajar después de las últimas pruebas casi “sin tocar bola”. Pienso que están más que preparados para el sábado recibir a la paloma de la final, que espero y deseo esté a la altura como en más de tres veces que la hemos hecho en Llocnou d’en Fenollet.

Dos palomos lideran la clasificación, seguido de un tercero a 160 puntos, un 4º a 185, un 5º a 225, luego 6 palomos empatados, seguidos del puesto 12 al 21 escalonados, y el resto a la parte media y baja de la tabla.

Acabamos la tarde con la pérdida del palomo AVIVA de mi Peña L’Herberet, que una vez salió de la zarza porque quedó desconectado lo encontré muerto a unos 50 metros de su palomar. Las cosas que pasan por desgracia en nuestro deporte tan castigado por los numerosos enemigos de nuestros queridos palomos deportivos.

Sábado tendremos la comida de hermandad en el Bar de Carlos, y la final del Concurso Local. Suerte a todos y a seguir disfrutando.